viernes, 28 de agosto de 2015

TARTA HUESITOS


Una vez asumido, no sin cierta tristeza, que no me voy a hacer rica con este blog y que a mi edad el sentido del ridículo va perdiendo fuerza, pues ya os pongo esta foto en plan campestre que como bien podéis observar, preparación para la misma más bien poca, o sea menos todavía que en las habituales, que ya es decir.
Ahora bien, por unanimidad de los comensales la tarta en cuestión estaba buena, tirando a muy buena que diría uno que yo conozco bastante bien.
Eso sí, para la elaboración se requieren un par de cosas, a saber: curso avanzado en la técnica y aplicación del "untado" y música relajante de fondo para no desesperar ante la evidencia de que el paquete de obleas no se acaba nunca.
Dedicada a mi amantísima Lauri que me la pidió para su cumple.

Necesitamos:

  • 1 paquete de obleas
  • 2 tarros de Nutella de 400 gr.

Mi modo de hacerlo:
Templar un poco la Nutella al baño maría para que se pueda extender fácilmente, pero que no esté caliente.
En la primera oblea ponemos solamente un poco de Nutella en el centro, después vamos untando obleas y colocando unas encima de otras hasta terminar. Eso es todo.
¿Que dónde compramos las obleas? Pues dónde va a ser, en el Mercadona mismamente.

Fuente: La cucharina mágica.


martes, 18 de agosto de 2015

CORONA SALADA DE CECINA, QUESO DE CABRA Y CEBOLLA CARAMELIZADA


Por Dios, no dejéis de probar esta corona, está requetebuena, la masa es muy fácil de hacer, enseguida fermenta (una horilla o así), es perfecta para llevar al campo o a la playa y lo más importante, es para quedar de diez, vamos que os van a otorgar de inmediato 20 o 30 estrellas michellín de esas tan deseadas. En cuanto al relleno, se puede variar en función de los gustos y de la imaginación de cada uno.
No tengo foto del corte, pero os aseguro que resulta muy apetecible.
Gracias a Mª José de Pasen y degusten, que fue a quien se la copié.

Necesitamos:
Masa:
  • 250 gr. de harina (más o menos)
  • 1 huevo
  • 50 gr. de mantequilla
  • 100 gr. de leche
  • sal (una cucharadita)
  • 7 gr. de levadura seca de panadero o 15 gr. de levadura fresca
Relleno:
  • 200 gr. de cecina
  • 150 gr. de queso de cabra 
  • 3 cebollas caramelizadas

Mi modo de hacerlo:
Ponemos aceite en una sartén y pochamos la cebolla cortada en juliana hasta que esté bastante hecha. Le añadimos una cucharadita de vinagre de módena (o no, allá cada cual) y un par de cucharadas de azúcar moreno. Removemos y esperamos hasta que esté bien tierna.
Conviene tenerla preparada para que esté fría al montar la corona.
Para hacer la masa, ponemos en un bol unos 200 gr. de harina, hacemos un hueco en el centro y echamos el huevo, la mantequilla y la leche templada. A un lado ponemos la sal y al otro la levadura. Vamos mezclando e incorporando la harina que nos falte, terminando de amasar en la encimera.
Dejamos que la masa repose tapada hasta que doble el volumen.
Cuando esté lista, la extendemos fina en un rectángulo y colocamos la cecina, el queso de cabra repartido y por último la cebolla. Enrollamos, damos un corte superficial a lo largo y formamos la corona enroscándola un poco. Podemos pincelar con huevo batido o mantequilla fundida o dejarla tal cual.
Dejamos que repose nuevamente mientras calienta el horno a 200 grados y horneamos unos 35-40 minutos hasta que esté bien dorada.

Notas:
Se puede preparar con antelación, congelar y sacar la noche anterior a la excursión, queda perfecta, fue lo que yo hice en las dos ocasiones que la preparé, una con queso de cabra y otra con un queso azul suave, Saint-Agur concretamente. Que no os dé miedo congelarla, que de verdad está estupenda igual.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...