viernes, 18 de diciembre de 2015

BRIOCHE DE NATA


Necesitamos:
Para la esponja:
  • 250 gr. de nata líquida 33-35% materia grasa
  • 25 gr. de azúcar
  • 20 gr. de levadura fresca
Para la masa:
  • 530 gr. de harina de fuerza
  • 2 huevos medianos y una clara
  • 75 gr. de azúcar
  • 6 gr. de sal
  • la esponja
Relleno:
  • unos 200 gr. de nutella, nocilla...
  • un puñado de nueces
Mi modo de hacerlo:
Templamos la nata y la mezclamos con la levadura y el azúcar. Dejamos reposar unos 20-30 minutos hasta que haga burbujas.
Para la masa, ponemos parte de la harina en un bol grande, hacemos un agujero en el centro y echamos los huevos ligeramente batidos, el azúcar, la sal y toda la esponja. Amasamos.
Formamos una bola y dejamos levar hasta que doble su volumen, entre hora y media y dos horas. También se puede dejar toda la noche en la nevera.
Estiramos en un rectángulo, untamos con nutella y ponemos las nueces troceadas. Enrollamos y colocamos en el molde, previamente untado con mantequilla. Pincelamos el brioche también con mantequilla y dejamos reposar, nuevamente, otro par de horas o hasta que veamos que creció bastante.
Horneamos en horno precalentado a 180 grados, en posición arriba y abajo, entre 30 y 35 minutos.


Fuente: Una pincelada en la cocina.


miércoles, 9 de diciembre de 2015

POLLO A LA CERVEZA


Una receta facilísima y con un resultado más que bueno.
 
Necesitamos: (para 4 personas)
  • 4 zancas de pollo enteras o 12 jamoncitos
  • 1 cebolla
  • 2 tomates maduros
  • 1/2 cabeza de ajos
  • 1 lata de cerveza de 33 cl.
  • 1 vaso de caldo de verdura
  • un poco de agua
  • sal, pimienta y harina

Mi modo de hacerlo:
Ponemos la cebolla cortada en aros en el fondo de la tartera donde lo vamos a cocinar, por encima los tomates en rodajas, en el centro la media cabeza de ajos cortada longitudinalmente. Echamos un poco de sal y pimienta.
Ponemos aceite en una sartén, añadimos un ajo y cuando esté frito lo sacamos y desechamos. 
Salpimentamos los trozos de pollo, los pasamos por harina y los freímos en el aceite anterior. Los vamos colocando sobre el tomate a medida que se fríen.
Incorporamos la cerveza, el caldo y agua, si fuera necesario, y dejamos cocer alrededor de una hora a fuego medio, sin tapa, de modo que los líquidos se van evaporando y nos queda una salsa espesa.


Fuente: webos fritos  

domingo, 29 de noviembre de 2015

TIGRES


Necesitamos:
  • 1 kilo de mejillones
  • 100 ml. de vino blanco
  • 60 gr. de aceite de oliva virgen extra
  • 60 gr. de harina
  • 200 ml. del caldo de cocer los mejillones
  • 260 ml. de leche, más o menos
  • 1 cebolla
  • una pizca de pimentón picante y pimienta
  • harina, huevo y pan rallado para rebozar
Mi modo de hacerlo: 
Empezamos por lavar y quitar las barbas a los mejillones. Los ponemos en una cazuela amplia con el vino blanco, colocamos la tapa y en cuanto veamos que están abiertos, los apartamos.
Colamos bien el caldo.
Echamos los 60 gr. de aceite en una sartén y freímos la cebolla finamente picada.
Cuando esté bien pochada, ponemos una pizca de pimentón picante y pimienta molida y agregamos la harina removiendo para que se tueste. 
Incorporamos el caldo, movemos continuamente con unas varillas y, a medida que la bechamel va espesando, agregamos leche.
Troceamos menudos los mejillones y los echamos en la salsa. 
Cuando haya cocido bien y tenga textura como para croquetas, lo vertemos en una fuente, cubrimos con film transparente para que no forme costra y cuando enfríe un poco, rellenamos las conchas de mejillón con la ayuda de una cuchara.
Ojo con la sal, el caldo de mejillón es muy salado y puede que no necesitemos agregar más, es cuestión de probar. Yo no puse nada.
Para rebozar, pasamos los tigres por harina, huevo batido y pan rallado.
Freímos en abundante aceite, pocos de cada vez, para que no baje mucho la temperatura del aceite.

Notas:
Con estas cantidades salen 22-24 unidades.
La cantidad de mejillones a comprar dependerá un poco de la calidad de los mismos. Ahora en noviembre están espectaculares, cunden un montón.


martes, 24 de noviembre de 2015

LARPEIRA GALLEGA


Necesitamos:
Esponja:
  • 100 gr. de leche entera
  • 2 cucharadas de agua
  • 60 gr. de harina de fuerza
  • 25 gr. de levadura fresca o sobre y medio de levadura de panadería
Masa:
  • Toda la esponja
  • 30 gr. de anís
  • 40 gr. de azúcar
  • 50 gr. de mantequilla
  • 1 huevo entero a temperatura ambiente
  • 1 yema a temperatura ambiente
  • una cucharadita rasa de sal
  • 1 cucharada de zumo de naranja
  • ralladura de una naranja
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 340-370 gr. de harina de fuerza
Crema pastelera:
  • 300 gr. de leche entera
  • 200 gr. de leche condensada
  • 2 yemas
  • 36 gr. de maizena
  • una cucharadita de extracto de vainilla
  • 15 gr. de mantequilla blanda
Remojo:
  • 30 gr. anís
  • 25 gr. azúcar
  • 40 gr. agua

Mi modo de hacerlo:
Para preparar la esponja, templamos un poco la leche y mezclamos con la harina, el agua y la levadura. Dejamos reposar una media hora hasta que aumente bastante el volumen.
Para la crema, reservamos un poco de leche que mezclaremos con las yemas, la vainilla y la maizena. El resto lo ponemos al fuejo junto con la leche condensada, removemos y cuando hierva bajamos el fuego y añadimos, poco a poco, la mezcla anterior con cuidado de que no vuelva a hervir. Cuando esté listo, apartamos, incorporamos la mantequilla y removemos, se fundirá con el calor de la crema. 
Pasamos a un bol y cubrimos con film transparente pegándolo bien a la superficie para que no se forme costra. Reservamos.
Ponemos a calentar los ingredientes del remojo, dejamos que hierva unos minutos y apartamos.
Una vez que la esponja haya aumentado bastante, podemos empezar a preparar la masa.
Ponemos parte de la harina en un bol grande, en el centro echamos el anís, la mantequilla blanda, el azúcar, ralladura, zumo, extracto, sal, el huevo y la yema y la esponja. Vamos incorporando harina poco a poco y pasamos a la meseta para amasar, unos 10-15 minutos.
Cuando esté lista, dejamos reposar diez minutos para que la masa se relaje antes de darle forma.
Ponemos un trozo de papel de horno en la encimera, colocamos encima la masa y la estiramos dándole forma redondeada, dejamos un grosor de un centímetro, más o menos.
Aprovechamos la clara que nos sobró para barnizarla.
Le damos unos cortes profundos con un cuchillo bien afilado, ponemos un poco de azúcar (mojada con un poco de agua) en cada cuadrado resultante y una pizca de mantequilla por encima.
Pasamos con cuidado a la bandeja de horno, tapamos con film transparente y dejamos reposar en lugar cálido y sin corrientes hasta que haya subido bien (2-4 horas).
Cuando esté lista, marcamos un poco más los cortes,  en caso de que haga falta, y con una manga pastelera ponemos sobre ellos la crema.
Horneamos a 180 grados con aire, entre 18 y 20 minutos. Sin aire a 190 grados.
Metemos también dentro del horno un cacharro con agua caliente para que produzca vapor.
Al sacarla del horno, pinchamos en varios sitios con un palillo para que penetre mejor el remojo y la remojamos. Dejamos enfriar y listo.

Notas: 
Para saber cuándo la masa ha levado bastante, podemos usar el truco de poner una bolita de la misma en un vaso con agua. Estará lista cuando la bola suba a la superficie.

Fuente de la larpeira: Una pincelada en la cocina
Fuente de la crema pastelera: Pasen y degusten  


miércoles, 18 de noviembre de 2015

BRAZO DE GITANO CLÁSICO


El brazo de gitano junto con la tarta de avellana eran los postres que siempre se hacían en mi casa para la fiesta del pueblo, cuando yo era pequeña. Me acuerdo de estar pelando las avellanas una vez tostadas y removiendo la crema pastelera un buen rato (al baño maría sin harina prácticamente), siguiendo las instrucciones de mi abuela. Ahora nos quejamos de estar más de una hora seguida en la cocina...
La crema pastelera la hice siguiendo una receta de pasen y degusten que lleva leche condensada, pero, obviamente, se puede hacer como más guste.

Necesitamos:
Bizcocho:
  • 6 huevos a temperatura ambiente
  • 150 gr. de azúcar
  • 150 gr. de harina
Crema pastelera:
  • 300 gr. de leche entera
  • 200 gr. de leche condensada
  • 2 yemas
  • 40 gr. de maizena
  • Una cucharadita de extracto de vainilla
  • 25 gr. de mantequilla
Remojo:
  • 100 gr. de azúcar
  • 200 gr. de agua
  • un chorro de licor

Mi modo de hacerlo:
Empezamos por la plancha de bizcocho.
Batimos los huevos enteros con el azúcar hasta que estén perfectamente montados y firmes, tardaremos unos 10-15 minutos.
Incorporamos la harina en 2 o 3 tandas, con movimientos envolventes para que no se baje el batido.
Ponemos papel en la bandeja del horno, echamos la masa y la igualamos para que quede uniforme.
Cocemos en horno precalentado a 180 grados entre 10 y 12 minutos. En cuanto coja un poco de color estará listo. Es muy importante controlar el tiempo de cocción, si nos pasamos se romperá al enrollarlo y quedará más seco.
Para preparar la crema pastelera, separamos un poco de leche que mezclamos con las yemas, la vainilla y la maizena y reservamos. El resto lo ponemos a calentar junto con la leche condensada. Cuando empiece a hervir, añadimos la mezcla reservada y removemos sin que vuelva a hervir. Cuando coja textura, apartamos, ponemos la mantequilla y removemos hasta que se integre.
Pasamos a un bol y cubrimos con film transparente pegándolo a la crema para que no se forme costra. Dejamos enfriar.
Ponemos los ingredientes del remojo al fuego y dejamos hervir unos diez minutos. Apartamos y dejamos enfriar.
Cuando el bizcocho esté listo, lo sacamos y dejamos reposar 10 minutos.
Ponemos un trozo de papel de horno sobre la encimera, lo untamos ligeramente con mantequilla y desmoldamos el bizcocho sobre él. Enrollamos desde el lado estrecho y lo dejamos enfriar así.
Cuando todo esté frio, remojamos el bizcocho, ponemos la crema y enrollamos.
Preparamos un merengue con las claras sobrantes de la crema pastelera y 4 cucharadas de azúcar y adornamos el brazo.

Fuente de la crema pastelera: Pasen y degusten


domingo, 27 de septiembre de 2015

BIZCOCHO DE ZANAHORIA


Simplemente riquísimo, tanto con la cobertura de queso como sin ella está espectacular, no me extraña que el "carrot cake" sea uno de los grandes clásicos de la repostería.
Recetas de tarta o bizcocho de zanahoria hay muchísimas, pero con ésta os aseguro que queda perfecto.

Necesitamos:
  • 3 huevos
  • 300 gr. de azúcar
  • 300 gr. de aceite de girasol
  • 350 gr. de zanahoria
  • 350 gr. de harina
  • 1 sobre de levadura tipo Royal
  • 2 cucharaditas de bicarbonato sódico
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1 cucharadita de jengibre (yo no puse)
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • una pizca de sal
  • 30 gr. de pasas (opcional)
  • 30 gr. de nueces (opcional)
Cobertura:
  • 350 gr. de queso crema, tipo philadelphia
  • 100 gr. de azúcar glass 
  • 30 gr. de mantequilla

Mi modo de hacerlo:
Pelamos y rallamos finas las zanahorias, reservamos.
Batimos los huevos enteros junto con el azúcar durante unos cinco minutos, añadimos el aceite y la esencia de vainilla y batimos otro poco.
Dejamos la batidora y con una espátula incorporamos la harina que, previamente, habremos mezclado con la canela, la sal, el bicarbonato, la levadura y el jengibre. Removemos con cuidado hasta que esté perfectamente integrada.
Finalmente, añadimos la zanahoria y mezclamos bien el conjunto.
Ponemos papel de horno en el fondo del recipiente donde lo vamos a hornear y cocemos en horno precalentado a 170-180 grados unos 45 minutos. El tiempo de cocción dependerá del tamaño del molde, cuanto más grande menos tiempo, yo utilicé uno rectangular de 35x25 cm.
Para preparar la cobertura, simplemente mezclamos bien el queso, el azúcar y la mantequilla (a temperatura ambiente).
Cuando el bizcocho esté frío, extendemos la cobertura y listo.

viernes, 28 de agosto de 2015

TARTA HUESITOS


Una vez asumido, no sin cierta tristeza, que no me voy a hacer rica con este blog y que a mi edad el sentido del ridículo va perdiendo fuerza, pues ya os pongo esta foto en plan campestre que como bien podéis observar, preparación para la misma más bien poca, o sea menos todavía que en las habituales, que ya es decir.
Ahora bien, por unanimidad de los comensales la tarta en cuestión estaba buena, tirando a muy buena que diría uno que yo conozco bastante bien.
Eso sí, para la elaboración se requieren un par de cosas, a saber: curso avanzado en la técnica y aplicación del "untado" y música relajante de fondo para no desesperar ante la evidencia de que el paquete de obleas no se acaba nunca.
Dedicada a mi amantísima Lauri que me la pidió para su cumple.

Necesitamos:

  • 1 paquete de obleas
  • 2 tarros de Nutella de 400 gr.

Mi modo de hacerlo:
Templar un poco la Nutella al baño maría para que se pueda extender fácilmente, pero que no esté caliente.
En la primera oblea ponemos solamente un poco de Nutella en el centro, después vamos untando obleas y colocando unas encima de otras hasta terminar. Eso es todo.
¿Que dónde compramos las obleas? Pues dónde va a ser, en el Mercadona mismamente.

Fuente: La cucharina mágica.


martes, 18 de agosto de 2015

CORONA SALADA DE CECINA, QUESO DE CABRA Y CEBOLLA CARAMELIZADA


Por Dios, no dejéis de probar esta corona, está requetebuena, la masa es muy fácil de hacer, enseguida fermenta (una horilla o así), es perfecta para llevar al campo o a la playa y lo más importante, es para quedar de diez, vamos que os van a otorgar de inmediato 20 o 30 estrellas michellín de esas tan deseadas. En cuanto al relleno, se puede variar en función de los gustos y de la imaginación de cada uno.
No tengo foto del corte, pero os aseguro que resulta muy apetecible.
Gracias a Mª José de Pasen y degusten, que fue a quien se la copié.

Necesitamos:
Masa:
  • 250 gr. de harina (más o menos)
  • 1 huevo
  • 50 gr. de mantequilla
  • 100 gr. de leche
  • sal (una cucharadita)
  • 7 gr. de levadura seca de panadero o 15 gr. de levadura fresca
Relleno:
  • 200 gr. de cecina
  • 150 gr. de queso de cabra 
  • 3 cebollas caramelizadas

Mi modo de hacerlo:
Ponemos aceite en una sartén y pochamos la cebolla cortada en juliana hasta que esté bastante hecha. Le añadimos una cucharadita de vinagre de módena (o no, allá cada cual) y un par de cucharadas de azúcar moreno. Removemos y esperamos hasta que esté bien tierna.
Conviene tenerla preparada para que esté fría al montar la corona.
Para hacer la masa, ponemos en un bol unos 200 gr. de harina, hacemos un hueco en el centro y echamos el huevo, la mantequilla y la leche templada. A un lado ponemos la sal y al otro la levadura. Vamos mezclando e incorporando la harina que nos falte, terminando de amasar en la encimera.
Dejamos que la masa repose tapada hasta que doble el volumen.
Cuando esté lista, la extendemos fina en un rectángulo y colocamos la cecina, el queso de cabra repartido y por último la cebolla. Enrollamos, damos un corte superficial a lo largo y formamos la corona enroscándola un poco. Podemos pincelar con huevo batido o mantequilla fundida o dejarla tal cual.
Dejamos que repose nuevamente mientras calienta el horno a 200 grados y horneamos unos 35-40 minutos hasta que esté bien dorada.

Notas:
Se puede preparar con antelación, congelar y sacar la noche anterior a la excursión, queda perfecta, fue lo que yo hice en las dos ocasiones que la preparé, una con queso de cabra y otra con un queso azul suave, Saint-Agur concretamente. Que no os dé miedo congelarla, que de verdad está estupenda igual.


martes, 9 de junio de 2015

TARTA DE NUTELLA Y QUESO CREMA


Esta es la tarta que le hizo mi hija Laura a su hermana por su cumpleaños. Jugosa, sabrosa, sin ingredientes complicados y con un resultado fantástico, que gusta a todo el mundo.

Necesitamos:
  • 1 paquete de bases de bizcocho
  • 200 gr. de Nutella
  • 200 gr. de queso crema (Philadelphia)
  • 200 gr. de nata 
Para el almíbar:
  • Un vaso de agua
  • Medio vaso de azúcar
  • Una rama de canela, coñac, anís..., al gusto de cada uno, para aromatizar el almíbar

Su modo de hacerlo:
Lo primero que tenemos que hacer es preparar el almíbar para remojar el bizcocho.
Ponemos en un cazo el agua, el azúcar y la rama de canela. Dejamos que hierva unos 10-15 minutos, añadimos el chorrín de licor, en caso de ponerlo, dejamos un momento que evapore el alcohol y apartamos para que enfríe.
Ponemos en un bol la crema de cacao y el queso y mezclamos bien hasta que quede cremoso.
Montamos la nata con una cucharada de azúcar glas y la incorporamos con cuidado a la mezcla anterior.
Colocamos una base de bizcocho en el plato de servir, remojamos con el almíbar y cubrimos con un tercio de la crema. Ponemos otra base y hacemos lo mismo y en la tercera cubrimos los laterales y la superficie, alisando para que tenga buena presencia.


NOTAS: Mi hija añadió trozos de chocolate para que al morder hubiese "cachitos". Se puede cortar una tableta que nos guste y poner los trozos sobre la primera capa de bizcocho y crema o, si preferimos, decorar la tarta con chocolate rallado.
Lógicamente, con un bizcocho casero estará más rica, podemos hacer uno sencillo como el de yogur con almendra y cortarlo en tres discos.


miércoles, 20 de mayo de 2015

JAMONCITOS DE POLLO A LA NARANJA


Necesitamos: (para 3 personas)
  • 6 jamoncitos de pollo
  • Sal, aceite y pimienta
  • Una cebolla
  • Una manzana
  • 2 zanahorias
  • Unas ciruelas pasas
  • Un vaso grande de zumo de naranja

Mi modo de hacerlo:
Salpimentamos los trozos de pollo, los sofreímos en un poco de aceite, dejando que se doren bien. Sacamos y reservamos.
En ese aceite, ponemos la cebolla troceada y rehogamos, a continuación la zanahoria y la manzana también en trozos y las ciruelas.
Incorporamos los jamoncitos de pollo, damos una vuelta al conjunto y cubrimos hasta la mitad, más o menos, con zumo de naranja.
Dejamos que se cocine hasta que el pollo esté tierno. 




viernes, 1 de mayo de 2015

MEJILLONES EN ESCABECHE


Necesitamos:
  • 1 kg. de mejillones
  • Un poco de vino blanco
  • Aceite
  • Medio vaso de vinagre
  • Un poco de agua (opcional)
  • 2 dientes de ajo, guindilla y una hoja de laurel

Mi modo de hacerlo:
Abrimos los mejillones al vapor con un buen chorro de vino blanco.
Ponemos aceite a calentar, a fuego suave, con el ajo en rodajas para que se confite, añadimos una cayena y una hoja de laurel.
Cuando el ajo empieza a tomar color, ponemos una cucharadita de pimentón y el vinagre un poco rebajado con agua. Dejamos un momento y apartamos del fuego.
Quitamos las conchas a los mejillones y los cubrimos con el escabeche.
Mejor dejar reposar un día en la nevera, para que cojan bien el sabor del escabeche.






jueves, 16 de abril de 2015

GALLETAS DE AVELLANA


Estoy segura de que estas galletas las voy a repetir a menudo, porque son rápidas y fáciles de hacer y realmente muy ricas con el toque que les da la avellana tostada.
Además, cuentan con el visto bueno de mis compañeras de café, lo que siempre es una garantía.

Necesitamos:
  • 100 gr. de avellanas tostadas molidas
  • 225 gr. de harina
  • 75 gr. de azúcar
  • Una pizca de sal
  • 100 gr. de mantequilla
  • 1 huevo

Mi modo de hacerlo:
Mezclamos la harina con la avellana molida, el azúcar y la sal.
Añadimos la mantequilla troceada, que no esté demasiado fría, la vamos integrando pellizcando con los dedos.
Finalmente, ponemos el huevo y mezclamos hasta conseguir una bola de masa.
Dejamos reposar en la nevera unas dos horas.
Damos forma de galleta y horneamos en horno precalentado a 180º, durante unos 15 minutos.
Cuando salen del horno están aún blandas, se endurecen al enfriar.
Decoramos al gusto, yo simplemente les puse un poco de azúcar glass por encima.




miércoles, 8 de abril de 2015

BERENJENAS A LA PARMESANA

Justo antes de ir al horno.



Necesitamos:
  • 2 berenjenas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 1 puerro
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 2 tomates grandes maduros o un bote de 400 gr. de tomate triturado
  • Una cucharadita de pulpa de pimiento choricero
  • Una cayena, sal, aceite
  • Medio vaso de vino blanco
  • Queso parmesano
  • Queso mozzarella

Mi modo de hacerlo:
En primer lugar, lavamos las berenjenas y aquí, como cada uno guste, se pueden poner sin pelar, peladas completamente o semi-peladas.
Las cortamos longitudinalmente, en lonchas de un cm. más o menos, las colocamos en un escurridor y les ponemos sal para que pierdan el amargor.
Ahora, empezamos con el sofrito, ponemos aceite en una sartén y vamos pochando los ajos, la cebolla, el puerro y los pimientos.
Cuando estén casi hechos, añadimos medio vaso de vino blanco.
Dejamos evaporar el alcohol y ponemos el pimiento choricero y el tomate rallado o pelado y cortado en trozos pequeños.
Dejamos que se cocine.
Pasamos las berenjenas por el grifo del agua fría y secamos bien.
Las hacemos a la plancha.
En una fuente de horno, ponemos una base de la verdura pochada, colocamos encima una capa de berenjenas, otra de verdura, nuevamente berenjenas y finalizamos con una última capa del sofrito.
Rallamos por encima queso parmesano y después mozzarella.
Horneamos a 180º unos 20 minutos.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...