sábado, 26 de enero de 2013

BIZCOCHO DE LECHE CONDENSADA

Un bizcocho rico, esponjoso, ideal para los que quieren pasarse el tiempo justo en la cocina, pero sin renunciar a un rico bizcocho casero. De hecho, se tarda en preparar lo que tarda el horno en precalentar.

La receta la saqué del blog "Comer guapamente". Además de éste, tiene publicados unos cuantos bizcochos muy interesantes.

Ingredientes: 
  • 50 gr. de mantequilla
  • 1 bote pequeño de leche condensada (370 gr.)
  • 3 huevos
  • 120 gr. de harina
  • 1/2 sobre de levadurina (Royal)
Modo de hacerlo:
En primer lugar, derretimos la mantequilla y la dejamos enfriar. Podemos hacerlo en el microondas en el modo de descongelar.
Mientras, ponemos la leche condensada en un bol, batimos un poco y vamos incorporando los huevos uno a uno, batiendo bien sin incorporar el siguiente hasta que el anterior esté bien integrado.
Añadimos la mantequilla y seguimos batiendo.
Finalmente, mezclamos la harina con la levadurina y la vamos incorporando a la mezcla anterior ayudándonos de una espátula, con movimientos envolventes.
Tenemos el horno precalentado a 160 grados y horneamos durante 35 minutos.

miércoles, 23 de enero de 2013

SOLOMILLO CON HOJALDRE


Ingredientes: (para 2/3 personas)
  • 1 solomillo de cerdo
  • Unas lonchas de jamón serrano o de beicon.
  • Una plancha de hojaldre
  • Sal, pimienta y aceite.
Modo de hacerlo:
Salpimentamos el solomillo.
Ponemos un poco de aceite en una sartén y sellamos el solomillo por todos los lados. Lo dejamos enfriar (que no esté caliente al ponerlo en el hojaldre).
Lo envolvemos con unas lonchas de jamón serrano o de beicon.
Untamos los bordes de la plancha de hojaldre con huevo batido, colocamos el solomillo centrado en la plancha y enrollamos el hojaldre sin apretar para que tenga margen al aumentar en el horno.
Cerramos bien los lados del hojaldre.
Barnizamos con huevo batido.
Horneamos a 200 grados en la parte media alta del horno durante 25/30 minutos.

Como acompañamiento, una ensalada o un puré de patata me parece perfecto.

NOTAS:
Cuando la diferencia de grosor de un extremo del solomillo al otro es muy grande, lo que suelo hacer es cortarlo a la mitad longitudinalmente y cruzar las partes, de modo que quede más o menos igual por ambos lados.
También se pueden poner unas lonchas de queso junto con el jamón o el beicon, a gusto del consumidor o más bien del cocinero/a.
Este es otro clásico en mi casa, rápido, rico y perfecto como plato único. También la solución ideal para que mis hijas queden como reinas cuando quieren hacer alguna cena o comida con amigos.

sábado, 19 de enero de 2013

GALLETAS DE ACEITE DE OLIVA Y GOTAS DE CHOCOLATE

Así como las galletas rellenas de chocolate son unas de las favoritas de Laura, éstas lo son de Inés. Dice que se parecen una barbaridad a unas del “Carrefour” que según ella están buenííííísimas.
Tienen la enorme ventaja de que no hay que darles forma, sino que se colocan a montoncitos en la bandeja de hornear, tampoco hay que dejarlas reposar y sólo tardan en cocer unos 10 minutos, con lo cual en poco tiempo las tenemos listas.

La receta la saqué del blog Denikatesen (Olive oil chocolate chip cookies)

Ingredientes: (20-24 galletas)
  • 220 gr. de harina de trigo
  • ½ cucharadita de bicarbonato
  • ½ cucharadita de sal
  • 45 ml. de aceite de oliva
  • 115 gr. de azúcar moreno
  • 115 gr. de azúcar blanco
  • ½ cucharadita de azúcar vainillado
  • 1 huevo mediano + 1 yema
  • 120 gr. de gotas de chocolate (yo pongo unos 160-180 gramos)*
  • 80 gr. de nueces troceadas (yo no las pongo)
Modo de hacerlo:
Mezclamos la harina con el bicarbonato y la sal. Reservamos.
En un bol, echamos el aceite y batimos junto con los azúcares.
Incorporamos el huevo y la yema y batimos bien.
Añadimos la mezcla de harina, bicarbonato y sal. Mezclamos de nuevo.
Por último, añadimos las gotas de chocolate y removemos.
En una bandeja cubierta con papel de horno, vamos poniendo cucharadas de la mezcla bastante separadas entre sí, puesto que se ensanchan al cocer.
Horneamos en horno precalentado a 180º-190º entre 9 y 11 minutos. El centro estará aún blando y los bordes ya estarán dorados. Es el momento de sacarlas, al enfriar se vuelven consistentes; si las dejamos más tiempo se endurecen.

NOTAS:
* Al no poner las nueces, lo que hago es aumentar la cantidad de gotas de chocolate.

martes, 15 de enero de 2013

GALLETAS RELLENAS DE CHOCOLATE

Otra receta más de "Dulce Algodón", y ya van no sé cuántas; se trata de la versión casera de las galletas rellenas de chocolate, tipo "príncipe" y una de las preferidas de la mi Laura.

Ingredientes: (para unas 16 galletas)
  • 250 grs de harina
  • 80 grs de azúcar
  • 150 grs mantequilla
  • 20 grs almendra en polvo
  • 1 yema de huevo (reservar la clara para barnizar)
  • 1 cucharada de azúcar vainillado
  • Una pizca de sal
Para el relleno:
  • 200 gr. chocolate con leche de cobertura
  • Dos cucharadas de nata (yo necesité poner más cantidad)
Modo de hacerlo:
Mezclamos la harina con la almendra molida, los azúcares y la sal.
Cortamos la mantequilla en dados y lo incorporamos.
Con los dedos vamos pellizcando la mantequilla junto con la harina, mezclándolo todo.
Incorporamos la yema de huevo y con paciencia, puesto que tarda un poco en juntarse bien la masa, vamos uniendo todo hasta formar una bola.
La envolvemos en film transparente y la dejamos reposar en la nevera, al menos una hora.
Estiramos bien la masa dejándola bastante fina y vamos cortando las galletas con un corta-pastas o un vaso.
Pinchamos con un tenedor pequeño para hacer los puntitos típicos de las galletas príncipe y barnizamos con la clara que tenemos reservada.
Dejamos las galletas en la nevera otros 15-20 minutos (yo no lo hago siempre).
Horneamos en horno precalentado a 180º unos 10 minutos.
Cuando las galletas se hayan enfriado, preparamos el relleno:
Derretimos el chocolate junto con la nata removiendo para que no se nos queme.
Ponemos un poco de chocolate en el centro de la galleta, colocamos otra galleta y presionamos con cuidado para que el relleno se reparta bien.

¡Y a disfrutar de unas ricas galletas caseras!



viernes, 11 de enero de 2013

PATÉ DE MORCILLA

¿Qué hacer con la morcilla que sobra de un potaje? Pues lo más habitual es que acabe en la basura después de un par de días rondando por la cocina sin que nadie le preste la menor atención. Pues bien, esta morcilla era un poco especial, puesto que se trataba de un regalo de una buena amiga y como se merecía un final más digno, acabó convertida en este paté:

Ingredientes:
  • 170 gr. de morcilla
  • 1 huevo
  • 100 ml. de nata líquida
  • 3 cucharadas soperas de tomate frito
  • Un poco de sal
Modo de hacerlo:
Quitamos la piel a la morcilla.
Ponemos en un bol todos los ingredientes (morcilla, huevo entero, nata, tomate y un poco de sal) y batimos bien con la batidora.
Cocemos al baño maría unos 25 minutos hasta que esté cuajado.

NOTAS:
Complicado y laborioso, eh! Por lo menos, por lo menos, cinco minutos los lleva bien a gusto…

miércoles, 9 de enero de 2013

GARBANZOS CON CONEJO O VICEVERSA

Un plato contundente para afrontar los rigores del mes de enero tanto climatológicos como económicos.

Ingredientes: (para 4 raciones)
  • 250/300 gr. de garbanzos
  • 1 kg. de conejo en trozos pequeños
  • Cebolla
  • Ajo
  • Aceite
  • Pimiento rojo y/o verde
  • Una pizca de guindilla
  • Zanahoria
  • Champiñones
Modo de hacerlo:
Dejar remojando los garbanzos el día anterior.
Adobar el conejo con sal, pimienta, tomillo, romero…
Poner aceite en una pota, rehogar el ajo, la cebolla, el pimiento y añadir la guindilla.
Mientras tanto, freír el conejo un poco para sellarlo.
Cuando las verduras estén pochadas añadir y rehogar los garbanzos e incorporar los trozos de conejo.
Echar un poco de vino blanco o coñac. Dejar evaporar.
Cubrir con agua, sólo lo justo para que quede un caldo concentrado.
Incorporar una o dos zanahorias y unos champiñones en trozos a mitad de cocción.
Cocer a fuego suave hasta que los garbanzos estén tiernos.

Notas:
Para los amantes de la olla rápida, el tiempo de cocción se reduce considerablemente.

lunes, 7 de enero de 2013

MAGDALENAS DE CALABAZA Y MASCARPONE

Otra receta con calabaza, para aprovechar la que me sobró de los bollitos de la entrada anterior.
La receta original (Javi recetas) es con queso philadelphia, aunque yo utilicé mascarpone para terminar una tarrina que andaba por la nevera. Otra diferencia es que mi calabaza estaba ya cocida, mientras que la original es con calabaza rallada en crudo.

Ingredientes: (para 12 magdalenas)
  • 150 gr. de calabaza
  • 100 gr. de queso philadelphia o mascarpone
  • 100 gr. de azúcar
  • 50 gr. de mantequilla
  • 2 huevos grandes
  • ralladura de limón
  • 6 gr. de levadurina
  • 150 gr. de harina
Modo de hacerlo:
Derretimos la mantequilla y la dejamos enfriar.
Trituramos la calabaza junto con el queso, utilizando la batidora.
Mezclamos la harina con la levadurina y la ralladura de limón. Reservamos.
En otro bol batimos los huevos, añadimos el azúcar y batimos otro poco.
Incorporamos la mantequilla y a continuación la mezcla de queso y calabaza.
Por último incorporamos la harina, con una espátula o varillas de mano.
Horneamos en horno precalentado a 180º hasta que estén doradas (25-30 minutos).

Notas:
Yo coloqué los moldes de papel dentro de moldes individuales de acero, de esta forma las magdalenas crecen mejor hacia arriba y no se abren.

miércoles, 2 de enero de 2013

BOLLITOS DE CALABAZA Y LECHE CONDENSADA

Me encantaron estos bollos. Cuando los vi en Kanela y limón, supe que tarde o temprano los haría; pues bien, la semana pasada les llegó el turno y no me decepcionaron para nada. Están bien ricos y son ideales para rellenar con algo salado, untar con queso crema y mermelada... o simplemente solos, lo que apetezca.

Ingredientes:
  • 250 gr. de puré de calabaza
  • 200 gr. de leche condensada
  • 60 ml. de leche
  • 25 gr. de levadura de panadería o un sobre de liofilizada
  • 40 gr. de mantequilla
  • 550 gr. de harina de fuerza
  • Un poco de sal
Modo de hacerlo:
Lo primero que tenemos que hacer es cocer la calabaza, escurrirla bien y triturarla. Mejor hacerlo con antelación para que esté fría.
Yo utilicé un sobre de levadura liofilizada que mezclé con la harina.
Si utilizamos levadura fresca, la disolvemos en la leche tibia.
Echamos más de la mitad de la harina en un bol grande, hacemos un hueco en el centro y ponemos el puré de calabaza, la leche condensada, la lecha normal, la mantequilla y la sal.
Con la ayuda de un tenedor, vamos mezclando e incorporando la harina poco a poco.
Cuando nos cueste seguir trabajando la masa en el bol, la pasamos a la meseta y seguimos incorporando harina y amasando.
Dejamos levar.
Yo hice la masa a última hora de la tarde, la dejé un par de horas subiendo a temperatura ambiente y luego la metí toda la noche en la nevera tapada con film transparente.
Por la mañana había aumentado bastante más.
Formé los bollos y los dejé subiendo otras dos horas.
Precalentamos el horno a 180º, barnizamos los bollos con huevo batido y cocemos hasta que estén bien dorados (unos 20 minutos).
NOTAS:
A algunos de ellos les puse por encima semillas de sésamo.
Hoy me llevé al trabajo un par de ellos rellenos de queso y cecina para la hora del pincho, estaban bien buenos.
En Kanela y limón explica con fotos cómo darles otras formas, no dejéis de entrar a verlo porque merece mucho la pena.
La calabaza es la que tiene forma de pera o cacahuete que es muy naranja por dentro.
Si os gusta meter las manos en la masa, a por ellos...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...