lunes, 23 de diciembre de 2013

ALMENDRAS RELLENAS



La receta de estas almendras rellenas es del blog “las recetas de mi abuela”.
Ya quise hacerlas las navidades pasadas, pero finalmente no pudo ser porque no conseguí las obleas, así que este año me apresuré a comprarlas antes de que se agotaran.
La receta es sencilla, no necesita horno y como otras muchas cosas, están más ricas que las compradas, además del valor añadido de hacerlas uno mismo.

Necesitamos:

  • 125 gr. de almendra tostada molida
  • 125 gr. de avellana tostada molida
  • 125 gr. de azúcar glass
  • 50 gr. de chocolate de cobertura con leche*
  • 50 gr. de chocolate de cobertura blanco*
*Yo sustituí los dos chocolates por 125 gr. de chocolate belga con leche.

Mi modo de hacerlo:
Mezclamos la almendra, la avellana y el azúcar. Reservamos.
Derretimos el chocolate al baño maría. Cuando esté listo, lo añadimos a la mezcla anterior y removemos hasta que esté todo bien integrado.
Vamos rellenando las mitades de oblea y juntándolas de dos en dos para formar las almendras.
¿Es o no es fácil?

Notas:
Os pongo dos sitios en Oviedo donde se pueden conseguir las obleas, uno es el almacén de Ceferino Prado, en la Avenida de Colón y el otro es Ganaché, en la calle Campoamor, 19.


martes, 3 de diciembre de 2013

ROSQUILLAS DE ACEITE Y ANÍS


Hoy toca todo un clásico de la repostería tradicional, las rosquillas fritas.

Necesitamos: (para unas 36 rosquillas)
  • 3 huevos
  • 6 cucharadas de azúcar (colmadas)
  • 6 cucharadas de anís
  • 9 cucharadas de aceite de oliva suave
  • 1 sobre de levadurina (Royal)
  • Una pizca de sal
  • Harina (unos 500 gr.)

Mi modo de hacerlo:
Ponemos en un bol los huevos, el azúcar, el anís y el aceite. Batimos todo junto.
Mezclamos la harina con la levadurina y la sal.
Cogemos un tenedor y vamos incorporando la harina, poco a poco, a la mezcla anterior.
Cuando nos cueste trabajo mover la masa con el tenedor y casi se despegue del bol, la pasamos a la meseta y amasamos un poco. Necesitaremos incorporar un poco más de harina, pero poca. No conviene pasarse para que no queden duras.
Si la masa se nos pega mucho, podemos untar ligeramente las manos con aceite para trabajarla mejor.
Formamos las rosquillas, cogiendo porciones de masa del tamaño de una nuez grande, redondeamos girándola entre las palmas de las manos y con el dedo meñique ligeramente enharinado, hacemos el agujero central y giramos en el aire para dar forma a la rosquilla.
Ponemos abundante aceite de girasol a calentar y mientras tanto, damos dos o tres cortes a cada rosquilla con la punta de un cuchillo.
El aceite tiene que estar caliente, pero no en exceso, para que se hagan bien por dentro. Yo lo pongo en el nº 5 de 6 que tiene mi vitrocerámica.
Las sacamos para un papel absorbente y aún calientes las pasamos por azúcar.





domingo, 24 de noviembre de 2013

REPOLLO EN SU JUGO


Necesitamos: 
  • 1 repollo
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite, sal y pimienta
  • Pimentón
Mi modo de hacerlo:
Cubrimos el fondo de una pota con aceite.
Ponemos a pochar la cebolla y el ajo.
Cortamos y lavamos bien el repollo.
Cuando la cebolla esté pochada, incorporamos el repollo y mezclamos bien con el fondo de verdura.
Salpimentamos, tapamos la pota y dejamos que se haga a fuego medio/bajo.
No añadimos agua, con la que tiene la verdura es más que suficiente para hacerse en su propio jugo.
Removemos de vez en cuando.
Cuando esté bastante hecho, le ponemos una cucharadita de pimentón y mezclamos bien.

NOTAS:
De esta misma forma, podemos preparar otras verduras de hoja, como lombarda o col china.

domingo, 10 de noviembre de 2013

COLES DE BRUSELAS ESTOFADAS


Necesitamos: (para 3 personas)
  • 450 g de coles de Bruselas congeladas
  • ½ cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 zanahoria
  • 1 tomate maduro rallado
  • 1 cucharadita de pulpa de pimiento choricero
  • 1 chorro de vino blanco
  • 1 loncha de jamón serrano
  • sal
  • aceite

Mi modo de hacerlo:
Ponemos aceite a calentar en una cazuela, añadimos la cebolla y el ajo picados menudos. Le ponemos un poco de sal y dejamos que rehogue.
Mientras tanto, pelamos y troceamos la zanahoria y la añadimos al sofrito.
Rallamos el tomate, escurrimos el líquido y lo echamos a la pota junto con la pulpa de pimiento choricero. Dejamos que se haga un poco.
Troceamos el jamón y lo incorporamos.
Dejamos que rehogue otro poco y ponemos las coles directamente del congelador, damos unas vueltas, esperamos a que coja temperatura y echamos el vino blanco. Cuando haya evaporado, cubrimos con agua, le ponemos sal y dejamos que se hagan entre veinte y treinta minutos.

miércoles, 6 de noviembre de 2013

CUADRADITOS DE QUESO PHILADELPHIA


Esta receta es una adaptación de unas palmeritas de queso que vi en Kanela y limón y La cocina de Pinky. Las palmeras las hice en una ocasión anterior y también quedan muy ricas. Os dejo la receta por si os apetece:

Necesitamos:
  • 250 gr. de harina
  • 200 gr. de queso philadelphia
  • 100 gr. de mantequilla blanda
  • Una pizca de sal
  • ½ cucharadita de levadurina (Royal)
Para la cobertura:
  • 50 gr. de mantequilla blanda
  • 60 gr. de azúcar moreno
  • Almendra fileteada o en granillo

Mi modo de hacerlo:
Ponemos la mantequilla blanda y la philadelphia en un bol y vamos agregando la harina junto con la sal y la levadurina hasta formar una bola. Dejamos reposar en la nevera al menos una hora.
Mezclamos la mantequilla blanda con el azúcar moreno.
Estiramos la masa, dejándola bastante fina, la untamos con la mezcla de azúcar y mantequilla.
Con un cortador de pizzas o un cuchillo afilado cortamos cuadraditos y finalmente cubrimos con la almendra fileteada .
Metemos en horno precalentado a 180-190 grados y dejamos que se hagan unos 20 minutos, hasta que los bordes estén dorados.

Notas:
Os recomiento estirar un poco la masa antes de meterla en la nevera, puesto que después se endurece bastante y de esta manera nos facilita el estirado.
Además, si estirais la masa encima de un papel de horno os resultará muy fácil transportarlo a la bandeja de hornear, sin necesidad de ir uno a uno.


domingo, 27 de octubre de 2013

BIZCOCHO DE YOGUR CON ALMENDRA


Sólo un pequeño cambio con relación al clásico y archiconocido bizcocho de yogur, sustituir uno de los vasos de harina por uno de almendra molida. Está igual de rico y el toque de la almendra le queda muy bien.

Necesitamos:
  • 3 huevos grandes (L)
  • 2 vasos de azúcar
  • 1 yogur natural o de sabor limón
  • ¾ de vaso de aceite (girasol u oliva suave)
  • Ralladura de un limón
  • 2 vasos de harina
  • 1 vaso de almendra molida
  • ½ sobre levadurina (Royal)
  • 1 pizca de sal
El vaso de medida se refiere al vaso del yogur.

Mi modo de hacerlo:
Mezclamos y tamizamos harina, almendra, sal y levadurina.
Separamos las claras de las yemas.
Batimos las yemas junto con el azúcar unos minutos.
Añadimos el yogur, el aceite y la ralladura de limón y batimos otro poco.
Con una espátula o unas varillas, incorporamos la mezcla de harina y almendra.
Aparte, montamos las claras a punto de nieve y las agregamos al bizcocho con cuidado de que no se bajen.
Vertemos la mezcla en un molde engrasado y horneamos en horno precalentado a 160 grados entre 25 y 30 minutos.


viernes, 4 de octubre de 2013

TORTILLA PARA APROVECHAR PESCADO


Esta tortilla la hago a veces para aprovechar pescado que sobra de otra comida, habitualmente cocinado a la plancha o al horno. El único secreto que tiene es pochar la cebolla muy bien para que la tortilla quede jugosa.

Necesitamos:
  • ½ cebolla
  • Restos de pescado
  • 4 huevos
  • Perejil, pimienta y sal
Mi modo de hacerlo:
Ponemos un poco de aceite en una sartén y pochamos media cebolla picada bien menuda. Le ponemos un poco de sal.
Desmenuzamos el pescado que nos haya sobrado.
Batimos los huevos, añadimos el pescado, la cebolla cuando esté bien hecha, un poco de pimienta, una pizca de sal y un poco de perejil.
Cuajamos la tortilla en una sartén con un poco de aceite y listo.

domingo, 22 de septiembre de 2013

BIZCOCHO CON FRUTAS DE VERANO


Una masa de bizcocho densa, unas frutas frescas en el interior y una cobertura de fruta, azúcar y zumo de limón. Una gozada.

Ingredientes:

Para el bizcocho:
  • 175 gr. de mantequilla blanda (en punto pomada)
  • 175 gr. de azúcar
  • 2 huevos grandes
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla
  • 250 gr. de harina
  • ½ sobre de levadurina
Para la cobertura y relleno:
  • Unos 250 gr. de fruta
  • 140 gr. de azúcar 
  • Unas 2 cucharadas de zumo de limón

Mi modo de hacerlo:
Empezamos por pelar y trocear la fruta en caso de que sean piezas grandes las que vamos a utilizar. Una parte la utilizaremos para repartir dentro del bizcocho y otra parte para la cobertura.

Ponemos en un bol todos los ingredientes del bizcocho: la mantequilla blanda, el azúcar, la harina con la levadurina, los 2 huevos y la esencia de vainilla.
Batimos con batidora eléctrica durante unos 5 minutos. La masa es muy densa, así que necesitaremos una batidora potente.
Untamos el molde que vamos a utilizar y/o le ponemos papel de horno.
La receta original dice que repartir la masa en tres veces intercalando la fruta en dos veces.
Como mi molde era bastante grande, puse la mitad de la masa, repartí la cantidad de fruta que me pareció, y a pegotones fui echando el resto de la masa. Igualamos la superficie con una cuchara y cocemos en horno precalentado a 160-170º unos 50 minutos.
OJO con el horno, aquí dependerá del tamaño del molde que se utilice, cuando más grande, más fina será la masa y antes se cocinará.

Cuando esté cocido, pinchamos toda la superficie con un palillo para que la cobertura penetre en el bizcocho.
Mezclamos el resto de la fruta con el azúcar y el zumo de limón y cubrimos el bizcocho con esta mezcla.


Para el bizcocho de la foto utilicé melocotón y kiwi, pero os pongo algunas de las frutas que sugiere la autora: albaricoques, moras, arándanos, nectarinas, melocotones, ciruelas, frambuesas, grosellas, fresas...



domingo, 15 de septiembre de 2013

BICA MANTECADA


Necesitamos:
  • 200 gr. de mantequilla
  • 200 gr. de nata
  • 4 huevos grandes
  • 400 gr. de azúcar
  • 400 gr. de harina
  • 1 sobre de levadurina
  • Azúcar para la superficie

Mi modo de hacerlo:
Derretimos la mantequilla y la dejamos enfriar.
Ponemos la nata en un bol y la semimontamos (que no esté montada del todo pero que deje de estar líquida).
Ponemos los huevos enteros junto con el azúcar en un bol grande, batimos unos minutos hasta que blanqueen.
Añadimos despacio la mantequilla derretida y fría y seguimos batiendo.
Dejamos la batidora y con una espátula o unas varillas, incorporamos la nata con cuidado de que no se baje.
Finalmente, añadimos la harina junto con la levadurina e integramos bien.
Untamos con mantequilla un molde rectangular (yo utilicé uno de 35x25 cm.) y vertemos la mezcla. Cubrimos bien con azúcar y metemos en horno precalentado a 160º durante unos 35 minutos.


El resultado es un bizcocho rico, rico, ideal para un relajado desayuno de fin de semana.

Fuente: Yerbabuena en la cocina

Notas:
Con estas cantidades sale un bizcocho grande. Si queremos hacer menos cantidad es bien fácil, por cada huevo son 50 gr. de nata y mantequilla respectivamente y 100 de harina y otros tantos de azúcar.


domingo, 8 de septiembre de 2013

COSTILLAS EN PAPILLOTE


Sin duda, éstas fueron las costillas más jugosas que conseguí hacer en casa, incluso al día siguiente y frías, lo seguían estando.
La técnica del papillote resulta muy cómoda y se cocina sin apenas grasa, así que la estoy probando con absolutamente todo, lo último fueron unos trozos de pitu de caleya.

Necesitamos: (para 4 personas)
  • 1 costillar o un par de tiras buenas de costilla de rabadal
  • Sal, ajo, pimentón, aceite, pimienta, romero, tomillo…

Mi modo de hacerlo:
Ponemos en un bol dos o tres dientes de ajo rallado o picado menudo, le añadimos pimienta, pimentón, perejil, romero, tomillo, un chorro de aceite y/o cualquier otra especia que nos guste.
Salamos las costillas y las untamos bien con la mezcla anterior.
Si tenemos tiempo, las dejamos adobar un rato.
Colocamos las costillas sobre un papel de horno grande o de aluminio (yo prefiero papel de horno). Las cubrimos con otro papel y doblamos los bordes de manera que quede un paquete bien sellado.
Metemos al horno a 180º.
Cuando haya pasado una hora o algo más, abrimos el paquete (ojo con el vapor que suelta que quema un montón) y dejamos que se doren un poco, primero por un lado y luego por el otro.
A 180º tardarán una hora y media aproximadamente.

domingo, 1 de septiembre de 2013

BIZCOCHO CON CRUJIENTE DE CANELA


Un bizcocho perfecto para los muy amantes de la canela, además el crujiente de la cobertura lo hace diferente a otros bizcochos, así que merece la pena probar.

La receta es del blog "Comoju". Si os gusta hacer bizcochos, aquí encontraréis una buena colección de ellos.

Necesitamos:

Para el bizcocho:
  • 170 gr. de mantequilla en pomada
  • 100 gr. de azúcar blanca
  • 75 gr. de azúcar moreno
  • 2 huevos grandes (L)
  • 1 cucharada de aceite
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 250 gr. de harina
  • Media cucharadita de bicarbonato
  • Media cucharadita de levadurina Royal
  • Una pizca de sal
  • 80 ml. de leche
  • 80 ml. de nata líquida
Para el relleno:
  • 50 gr. de azúcar moreno
  • 3/4 cucharadita de canela molida
Para la cobertura:
  • 100 gr. de harina
  • 150 gr. de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 90 gr. de mantequilla

Empezamos por preparar la cobertura, para ello mezclamos la harina, el azúcar y la canela, cortamos la mantequilla en cuadraditos y con los dedos vamos juntando todo, sin amasar, simplemente pellizcando la mantequilla con el resto de ingredientes. La textura final es como granulada. Reservamos.

Para el relleno, simplemente mezclamos el azúcar moreno con la canela y reservamos.

Vamos con el bizcocho: mezclamos la harina con la sal, la levadurina y el bicarbonato.
Por otro lado, juntamos la nata con la leche.
Batimos la mantequilla que estará en punto pomada (blanda pero sin estar líquida) con los dos azúcares. Añadimos los huevos de uno en uno, batiendo cada uno antes de incorporar el siguiente.
Agregamos la esencia de vainilla y el aceite.
Incorporamos un tercio de la harina y batimos a baja velocidad, ahora ponemos la mitad de la mezcla de leche y nata y seguimos batiendo. Ponemos otro tercio de la harina, el resto de los líquidos y finalizamos con la harina restante, batiendo siempre hasta integrar cada ingrediente que añadimos.
Untamos con mantequilla el molde (yo utilicé uno redondo de 30 cm.) y ponemos la mitad de la mezcla. Repartimos el relleno de azúcar y canela, pegándolo a la masa con el dorso de una cuchara o con los dedos. Cubrimos con el resto de la masa. Es una masa bastante densa, por lo que necesitaremos ir echándola con una cuchara e igualando para que quede nivelado el bizcocho.
Ya sólo nos queda distribuir la cobertura por encima.
Horneamos en horno precalentado a 160º unos 50 minutos o hasta que al pinchar con un palillo, éste salga limpio.



Notas:
Para conseguir el punto pomada de la mantequilla, ahora en verano es suficiente tenerla a temperatura ambiente; si no nos acordamos de sacarla previamente de la nevera, podemos ponerla en el modo de descongelar del microondas en tandas de pocos segundos para controlar que no se vuelva líquida.


domingo, 18 de agosto de 2013

SALPICÓN DE MERLUZA


Necesitamos: (para 4 personas)
  • Una cola de merluza (500-600 gr.)
  • 10/12 palitos de cangrejo
  • Unos 500 gr. de gambas o gambones (pesados con piel y cabeza)
  • Medio pimiento rojo pequeño
  • Un cuarto de cebolla
  • Aceite, vinagre y sal
  • Zanahoria, puerro, cebolla, laurel... (para cocer la merluza)

Mi modo de hacerlo:
Empezamos por cocer la merluza, ponemos agua en una pota con una hoja de laurel, una zanahoria, un trozo de puerro, media cebolla y un chorro de aceite.
Cuando las verduras hayan cocido unos 10 minutos, ponemos la merluza y la dejamos otros 10 minutos (no conviene pasarse con la cocción para que quede jugosa).

Mientras tanto, pelamos las gambas y reservamos las pieles y las cabezas.
Ponemos una sartén al fuego con un poco de aceite y echamos las gambas, les ponemos sal y las movemos para que se hagan por los dos lados (en un minuto están listas). Las reservamos.

Los palitos los cortamos en trozos menudos.

Cuando la merluza esté cocida, la dejamos enfriar un poco, le quitamos las espinas y cortamos en trozos más bien grandes (luego se deshará más al remover el conjunto).

El pimiento y la cebolla yo lo piqué en la picadora, pero se puede cortar sobre la tabla en trozos bien pequeños.

Mezclamos en un bol dos cucharadas de vinagre, seis de aceite y un poco de sal. Removemos bien.

Ponemos en un bol grande la merluza, los palitos y las gambas cortadas a la mitad. Añadimos el pimiento y la cebolla y mezclamos. Regamos con la vinagreta, movemos con cuidado y listo para ir a la nevera a reposar y enfriar un poco antes de consumir.

¡Que os aproveche!

Notas:
Al caldo de cocer la merluza le podemos añadir las cabezas y pieles de las gambas, dejamos cocer unos 15 minutos y una vez colado tendremos un caldo para un arroz, una fideuá, una sopa o lo que sea. Si no lo vamos a consumir pronto, en un tupper al congelador para cuando haga falta.


jueves, 8 de agosto de 2013

HELADO DE NATA Y NUECES CARAMELIZADAS


Se supone que un helado de nata debería ser blanco y no marronáceo, no? Os aseguro que antes de ponerle las nueces lo era, con lo cual entiendo que ese color procede del caramelo de las nueces. Independientemente del color, os lo recomiendo totalmente, las nueces quedan muy crujientes y el sabor del helado es muy bueno.
La receta la saqué del blog “Los postres de Teresa”Con respecto a su receta, sustituí las dos cucharadas de miel por la misma cantidad de azúcar invertido y utilicé leche semidesnatada en vez de desnatada, puesto que es la que tengo siempre en casa.

Necesitamos:
  • 200 gr. de nueces caramelizadas
  • 400 ml. de leche semidesnatada
  • 500 ml. de nata líquida (33/35% materia grasa, de la de montar)
  • 120 gr. azúcar
  • 60 gr. de leche desnatada en polvo
  • 2 cucharadas de azúcar invertido

Mi modo de hacerlo:
Empezamos por caramelizar las nueces, para ello las ponemos en una sartén, las cubrimos con agua y les echamos entre 4 y 5 cucharadas de azúcar. Dejamos a fuego medio hasta que se evapore el líquido y las nueces se caramelicen. Las sacamos para un papel de cocina.
Ponemos un poco de aceite de oliva en otra sartén y las salteamos a fuego vivo. Volvemos a ponerlas sobre papel de cocina.

Echamos en una pota la leche, la nata, el azúcar y la leche en polvo. Ponemos al fuego y removemos con unas varillas hasta que casi hierve. Retiramos, le añadimos las dos cucharadas de azúcar invertido, dejamos enfriar a temperatura ambiente y metemos en la nevera.

Cuando la mezcla esté bien fría, ponemos la heladera a funcionar y echamos la crema dentro. Dejamos una media hora funcionando.
Mezclamos el helado con las nueces y al congelador.

NOTAS:
Para ver cómo se prepara el azúcar invertido pinchar arriba en el enlace.


viernes, 2 de agosto de 2013

ENSALADA DE PIMIENTOS ASADOS


Esta ensalada me encanta, sólo tres ingredientes que combinan a la perfección: pimientos, huevo cocido y bonito. Muy refrescante si tenemos los pimientos en la nevera y de las que alimentan convenientemente.

En mayo publiqué la entrada de los pimientos asados, así que ahí podéis ver cómo se hacen.

Necesitamos: (para 2 personas)
  • 1 tarro grande de pimientos asados
  • 2 huevos cocidos
  • 1 lata de bonito
  • Sal, vinagre y aceite

Mi modo de hacerlo:
Como seguramente tendremos los pimientos ya asados y envasados, sólo tenemos que coger un bote, abrirlo, escurrir el líquido y trocear. Cocer los huevos y abrir la lata de bonito.
Aliñamos con sal, el vinagre que nos apetezca (el de módena le queda muy bien) y aceite.


jueves, 25 de julio de 2013

HELADO DE PHILADELPHIA Y FRESA


Yo soy una más de las que compró la famosa heladera del Lidl, con lo cual hacer helados en casa es sumamente fácil, tan sólo mezclar ingredientes, echar la mezcla en ella y ponerla a funcionar durante una media hora para que “creme” el helado.
Sin heladera, es un poco más laborioso, pero nada que no se pueda conseguir; tendríamos que batir la mezcla cada rato mientras se va congelando para conseguir el mismo resultado.

Un ingrediente importante de los helados es el azúcar invertido porque hace que no cristalicen. La manera más fácil que encontré para hacerlo es la que propone el blog “Las recetas de Sara”, que consiste en mezclar ½ kilo de azúcar con un sobre de ácido tartárico, añadirle 200 ml. de agua, mezclar bien y ponerlo al fuego hasta que empiece a hervir. En ese momento, lo apartamos, dejamos enfriar y listo. En un tarro de cristal tapado en la nevera puede durar varios meses.

El ácido tartárico yo lo compro en Mercadona, os pongo la foto de la caja. Vienen dos sobres, uno de bicarbonato y otro de ácido málico y tartárico, este último es el que hay que utilizar.




Uno de mis helados preferidos es el de philadelphia y fresa de la marca Alacant, aunque ahora que lo pienso, hace un montón que no me obsequio con uno.
De modo que había que probar la versión casera del mismo. Sinceramente, no sabría decir si se parece al de Alacant o no, pero está realmente bueno.

Necesitamos:
  • 100 ml de leche (yo utilicé entera)
  • 200 ml. de nata semimontada
  • 240 gr. de queso philadelphia
  • 225 gr. de mermelada de fresa (aquí la receta)
  • 2 cucharadas de azúcar invertido

Mi modo de hacerlo:
Mezclamos bien el queso, la mermelada, la leche y el azúcar invertido. Yo no utilizo la batidora, simplemente con unas varillas quedan perfectamente integrados.
Montamos ligeramente la nata y la añadimos a la mezcla anterior.
Dejamos un par de horas en la nevera o hasta que esté bien frío.
Ponemos la heladera a funcionar y vertemos la mezcla dentro.
Dejamos una media hora y listo para ir al congelador.



viernes, 19 de julio de 2013

ENSALADA DE FRÉJOLES


En verano, las ensaladas son la estrella en la cocina. Normalmente fáciles y rápidas de preparar, solucionan un montón y es lo que más apetece en estos días de bastante calor.

Necesitamos: (para 4 personas)
  • 600 gr. de fréjoles
  • 3 patatas medianas
  • 3 huevos cocidos
  • 2 tomates medianos
  • 1 lata grande de bonito
  • Aceite, vinagre y sal

Mi modo de hacerlo:
Partimos los fréjoles en trozos no muy grandes, los lavamos bien y los cocemos con sal y un poco de jamón hasta que estén tiernos.
Cocemos las patatas con piel en agua con sal.
Cocemos los huevos.
Cortamos los tomates en cuadraditos.
Pelamos y cortamos las patatas y los huevos.
Juntamos todo, le ponemos el bonito desmenuzado y aliñamos con sal, vinagre y aceite de oliva al gusto.
Yo le puse 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, una de vinagre de módena y media cucharada de salsa Lea&Perrins.

lunes, 24 de junio de 2013

CHULETINAS DE CORDERO EMPANADAS


¿Será verdad que por fin llega el verano? Esperemos que sí, porque de lo contrario cuando quiera llegar ya es otoño otra vez. Así que no perdamos el tiempo y a por la tumbona y la fiambrera, playa y montaña, nada de guisos laboriosos que nos tengan atados en la cocina, que para eso ya está el crudo invierno.
De modo que siguiendo la máxima anterior, esto de hoy ni es receta ni nada, más bien una alternativa al típico filete empanado de las meriendas campestres.

Necesitamos:
  • Chuletinas de cordero
  • Sal, pimienta, ajo…
  • Huevo batido
  • Pan rallado

Mi modo de hacerlo:
Pues eso, adobamos las chuletinas con sal, pimienta, ajo o lo que nos apetezca (yo suelo ponerles un hilo de aceite de oliva).
Las pasamos por huevo batido y pan rallado y las freímos. Y nada más.

Aprovecho para desearos un feliz y bronceado verano, no sé cuándo retomaré el blog, porque me voy unos días de VACACIONES, a secar al sol.
Sea cuando sea, gracias a los que tenéis el humor de leerme y a los que ya me dijisteis que probasteis alguna receta y que además gustó. GRACIAS DE VERDAD.


lunes, 17 de junio de 2013

BIZCOCHO CEBRA


Últimamente casi no veo Canal cocina, pero hace unos días tuve la suerte de poner la tele justo cuando Lorraine Pascale se disponía a preparar este bizcocho.
En un abrir y cerrar de ojos lo tenía listo, sin necesidad de batir, simplemente mezclar los ingredientes, con un corte de lo más vistoso y según decía ella, delicioso.
Después de haberlo hecho, puedo afirmar que sí, está muy bueno.
Lo que lleva un poco de tiempo es ir alternando las dos masas en el molde, pero ya veréis que es muy fácil.

Ingredientes:
  • 250 gr. de aceite (yo utilicé de girasol)
  • 250 gr. de azúcar
  • 100 ml. de leche
  • 4 huevos grandes
  • 1 cucharadita esencia de vainilla
  • 175 gr. de harina + ½ sobre de levadurina
  • 125 gr. de harina + 25 gr. de cacao + ½ sobre de levadurina
  • Ralladura de una naranja para la mezcla de chocolate

Modo de hacerlo:
Ponemos en un bol grande, aceite, azúcar, leche, huevos y la esencia de vainilla. Removemos hasta mezclar bien (no batir).
Dividimos la mezcla en dos partes iguales.
A una de ellas le añadimos los 175 gr. de harina con el medio sobre de levadurina. Mezclamos hasta integrar.
A la otra mitad de masa le ponemos los 125 gr. de harina con los 25 de cacao y la levadurina correspondiente. Le añadimos la ralladura de una naranja. Mezclamos.
Cogemos un molde redondo de unos 26-28 cm., lo engrasamos y podemos poner un papel de horno en el fondo para facilitar el desmoldado.

Vamos a darle forma:
Partimos del centro del molde, ponemos una cucharada grande (tipo cucharón de servir) de una de las mezclas, cogemos una cucharada de la otra y la vertemos justo en el centro del molde, o sea, en el medio de la masa que acabamos de depositar y así sucesivamente hasta terminar.
De esta forma, la propia masa se irá empujando formando un círculo de cada color.
También podemos poner las masas en dos mangas pasteleras.
Lo que sí es importante, es procurar echar la misma cantidad de cada masa, para no encontrarnos al final que nos queda más de una que de otra.
No sé si me expliqué…
Horneamos en horno precalentado a 160-170 grados unos 25-30 minutos o hasta que al pinchar con un palillo, éste salga limpio.




jueves, 13 de junio de 2013

QUESO FRITO SOBRE PISTO DULCE


Cuando "la mi Laura" vea esta foto me va a decir que está mal enfocada ¡qué le vamos a hacer!
Entre que no tengo ni repajolera idea de fotografía y el "empeño de la cámara" en moverse justo cuando yo pulso el botón de disparar, es que no hay manera…
Eso sí, la ventaja de ser una total ignorante en la materia hace que tampoco veas los defectos, al menos a mí me pasa.
Supongo que la solución pasaría por hacer un curso de fotografía, pero sospecho que va a llevar implícito que una simple cámara compacta digital, como la que yo tengo, no te va a dar las prestaciones para conseguir un buen resultado. Y la verdad, no está la economía como para gastos colaterales…
Así que, mientras se distinga lo que hay en el plato, ya me conformo. De todos modos, en esta receta lo de que esos triángulos sea queso y no otra cosa es cuestión de fe…

La primera vez que comí queso frito fue en Fuerteventura, en todos los restaurantes a los que fuimos lo tenían en la carta, en algunos lo acompañaban de mermelada de tomate y en otros de miel de palma, en ambos casos resultaba delicioso, la verdad.
El queso que utilizan es queso de cabra que se produce en la isla.

Lo del pisto dulce tiene su explicación: por un lado, tenía envasados unos botes de pisto que no me había salido especialmente bien y por otro, un tarro de mermelada de pimientos, regalo de mi compañera Charo.
Resumiendo: para mejorar la textura del pisto se me ocurrió ponerle unas cucharadas de la mermelada y el resultado nos encantó; predominaba el sabor dulce de la mermelada y con el queso nos pareció que quedaba estupendamente bien.

Necesitamos:
  • Queso semicurado o tierno (yo utilicé semicurado de cabra)
  • Harina, huevo y pan rallado para rebozar.
  • Pisto dulce, mermelada de tomate o pimiento, miel… para acompañar

Mi modo de hacerlo:
Cortamos el queso en triángulos (por ejemplo), lo pasamos por harina, huevo y pan rallado.
Ponemos abundante aceite en una sartén pequeña, cuando esté bastante caliente, freímos el queso (prácticamente vuelta y vuelta), echando pocas porciones de cada vez.
Servimos junto con el acompañamiento escogido.

NOTAS:
En cuanto al grosor del queso, calculo que lo cortaría de 1/2 centímetro o poco más, bueno unos más gordos que otros, la verdad.

viernes, 7 de junio de 2013

BIZCOCHO DE LIMÓN CON BUTTERMILK (suero de leche)



Estoy que no quepo en mí con mi nuevo molde americano marca Nordic Ware.
Aunque no os lo presenté en ese momento, ya apareció en el bizcocho cuatro cuartos, recién estrenado. Todo lo que dicen de él es verdad, cocción uniforme, desmoldado impecable, un color tostado precioso en los bizcochos y qué me decís de la forma. It's so beautiful.
Desde luego, le espera un duro trabajo, aunque hace unos días me traje a casa un fuerte competidor, un molde alargado tipo plum-cake tamaño XXL, bastante más barato por cierto y que también me tiene encandilada.
Menos mal que esta temporada unos cuantos bizcochos acaban en la cafetería de mi marido, porque de lo contrario no sé qué iba a ser de nosotros...

Necesitamos:
  • 200 gr. de mantequilla en punto pomada
  • 350 gr. de azúcar
  • 4 huevos grandes
  • Ralladura de un limón
  • 250 gr. de buttermilk (suero de leche)
  • 350 gr. de harina
  • 1 sobre de levadurina
  • Una pizca de sal

Modo de hacerlo:
Lo primero es preparar el buttermilk, para ello simplemente tenemos que añadir a los 250 gr. de leche, el zumo de medio limón. Mezclar y dejar reposar unos 12 minutos.
Mezclamos la harina con la sal y la levadurina, tamizamos y reservamos.
Batimos la mantequilla un poco y añadimos el azúcar. Batimos bien.
Incorporamos los huevos de uno en uno, batiendo cada uno sin agregar el siguiente hasta que el anterior esté bien integrado. Ponemos la ralladura de limón.
Incorporamos un tercio de la harina, y seguimos batiendo a baja velocidad. Añadimos la mitad del buttermilk, otro tercio de harina, el resto de buttermilk y finalizamos con harina, batiendo siempre a baja velocidad.
Vertemos en un molde engrasado y cocemos en horno precalentado a 160-180 grados unos 50-55 minutos o hasta que al pinchar con un palillo, éste salga limpio.

Fuente: La cocina de Piescu


NOTAS:
El suero de leche (buttermilk) lo que hace es dar esponjosidad al bizcocho. En este caso, desde luego, así fue. Estaba realmente jugoso y con un sabor fantástico. La textura del buttermilk es como de leche cortada y se utiliza tal cual, sin colar.
En cuanto al horno, ya sé que la franja de temperatura (160-180) que pongo, es muy amplia; el motivo es que en la receta original ponen a 180, pero por sistema, yo horneo los bizcochos a 160 grados, calor arriba y abajo, que es como en mi horno quedan cocidos por dentro y necesitó unos 55 minutos. Ya sabéis, el tema horno es todo un mundo.
En cuanto a la cobertura, le puse azúcar glass, aunque queda perfecto sin nada.
Para los amantes del sabor potente a limón, quedaría genial barnizado con una glasa preparada con zumo de limón y azúcar glass (2 cucharadas colmadas de azúcar por una cucharada de zumo).


lunes, 3 de junio de 2013

ENSALADA DE GARBANZOS


Confieso que es la primera vez que hago una ensalada de garbanzos, pero a la vista del resultado, no va a ser la última.
Como todas las ensaladas, admite múltiples combinaciones; en mi opinión, ésta que os propongo combina bastante bien y es fácil que tengamos todos los ingredientes en la despensa.

Necesitamos: (para 3/4 personas) 
  • Un tarro de garbanzos cocidos
  • Un tarro de pimientos asados
  • 3 ó 4 zanahorias cocidas
  • 1 tomate pelado
  • 2 huevos cocidos
  • 1 lata de atún
  • 1 lata de mejillones
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra 

Mi modo de hacerlo:
Empezamos por los garbanzos: podemos cocerlos para la receta, utilizar un bote de los que vienen ya cocidos o como en mi caso, usar un tarro que tenía envasado de una vez que cocí de más, precisamente para dejar unos tarros preparados.
Si tenemos pimientos asados caseros (aquí la receta) perfecto, en caso contrario, un tarro de los comprados.
Cocemos las zanahorias en cuadraditos con un poco de sal.
Cocemos los huevos.
Pelamos el tomate y lo cortamos en cuadraditos.
Preparamos la vinagreta para el aliño, mezclando bien la salsa de soja y el aceite.
En principio, no pondremos más sal, puesto que casi todos los ingredientes ya tienen algo y la salsa de soja también aporta sal.
Ya sólo nos queda juntar todos los ingredientes troceados, regar con la vinagreta y poner los mejillones por encima.  



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...